Falta de apetito…

Imagen

La editorial original, nada tiene que ver con la que están leyendo en este preciso instante. Y, aunque no me gusta hablar en estas páginas de política y respeto la orientación de cada persona, siento, que después de todas las cosas que han sucedido, en Venezuela, dejarlas pasar por debajo de la mesa, sería una irresponsabilidad de mi parte.

Me emocionaba mucho esta edición, porque en ella descubrí que hay dos cosas que comparto, hasta donde sé, con el periodista cubano Ismael Cala. Lo primero es que nos encanta el desayuno y lo segundo es que amamos a Venezuela. Este especial está dedicado a la primera comida del día que nos llena de energías y vitaminas, y a las meriendas que nos mantienen activos y aceleran el metabolismo mientras compartimos con nuestros seres queridos.

Imagen

Por otra parte, me gustaría aclararles que no somos una revista de cocina. Somos un grupo de venezolanos, y a mucha honra talentosos, que utilizamos la excusa de una revista en papel como un medio para imprimir historias, recetas, secretos, sabores, olores, lugares, oficios, y talento. Mucho talento. Por eso, no quiero quedarme sin papel, porque yo sé que cada persona que nos lee, se va a la cocina, muy bien acompañada con la Bienmesabe para ejecutar las recetas que Víctor Moreno y nuestros cocineros invitados comparten con nosotros para lucirnos a la hora de cocinar. Sí, nos lucimos con ustedes que cocinan en sus casas mientras hacemos trabajo en equipo: nosotros ponemos las recetas y ustedes se lucen con esa maravillosa sazón que tenemos los venezolanos.

Si así fuera, si nos quedáramos sin papel, no tendría miedo de buscar las vías para seguir compartiendo con mis queridos lectores las maravillas que se están haciendo en Venezuela y las personas que día a día lo hacen posible. Lo más probable es que más pronto que tarde, tengamos una página web donde puedan conseguir todos nuestros conocimientos para compartirlos con ustedes.

Lamento, desde lo más profundo de mi corazón, el sufrimiento en que se ha visto sometido mi país. Lamento que todos, absolutamente todos los venezolanos tengamos que hacer colas para comprar harina PAN, leche, azúcar, conseguir medicinas, que nos brinden mala atención en un hospital o que pasemos el mal rato de un secuestro cercano o perdamos a alguien en manos del hampa, por no seguir enumerando la lista de inconformidades. No soy madre, pero soy hija, hermana, tía y amiga y me duelen las muertes, los secuestros y las violaciones de los derechos humanos que constantemente se están dando.

Aunque estas sombrías líneas dan la impresión de que estamos faltos de apetito, quiero decirles que se equivocan. Estamos hambrientos de justicia y de muchas ganas de quedarnos en Venezuela para demostrar que los venezolanos somos “un éxito de taquilla” en cualquier cosa que nos propongamos. Me quito el sombrero ante todas aquellas personas que no se rinden y siguen haciendo de sus compras de mercado, una aventura que al final terminará en elogios como “mamá, que buena quedó esa arepa” o “qué divino el almuerzo que preparaste” y sin que eso le baste, todos estos días ha salido a las calles para exigir un país mejor donde reine la paz, mientras defiende sus intereses sin olvidar que tiene que alimentar una familia para que no pierdan el apetito y tengan ánimos de hacer país.

De esta forma, y adaptándonos a la situación económica del país para poder seguir brindándoles las mejores páginas, este mes su revista favorita estará a la venta en 70,00 Bsf.

Buen apetito,

Ligia Margarita

Editorial revista Bienmesabe

Edición Febrero&Marzo 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s