De corazón…

971117_10151761694517154_36921211_n

Si yo fuera ministra de comunicaciones o de turismo, el sloganque utilizaría para promocionar mi país sería: “Venezuela el país de lo posible”. Y es que, ciertamente, aquí cualquier cosa puede pasar. Para empezar: habitamos un territorio en que la pasta, la hamburguesa y el arroz chino son vistos como platos propios.

Si bien los venezolanos toman postura con un equipo de béisbol o un partido político, a la hora de comer somos como la Vinotinto: un solo equipo. Por eso, estoy muy preocupada por ver a mi país tan dividido. Cuando trabajamos para resaltar el talento de las personas que día a día se levantan a cocinar, deleitar y ofrecer servicios relacionados con gastronomía, nosotros jamás nos planteamos averiguar con cuál fe política comulgan.

¿Por qué? Porque sencillamente pertenecer a un bando o a otro, no hace al venezolano una mejor persona. Su valor está en el buen trabajo, la calidad de su aporte a nuestra culinaria y el esfuerzo y empeño que ponen en cada cosa que elaboran.

Por eso, mis queridos lectores, vamos a hacer el esfuerzo de abrir los ojos, centrarnos en nuestra situación y respetar la realidad del otro. Al final, queremos un mejor país. Recemos porque Venezuela tome su cauce. Exijamos una mejor calidad de vida, que no seamos víctimas de la escasez ni de la inseguridad. Deseo y exijo que todos, absolutamente todos, los que habitamos en la República Bolivariana podamos tener mucho más que una comida decente en la mesa.

Imagen

Esta edición está dedicada a todos los venezolanos que, día a día, se levantan muy temprano y se destacan trabajando para construir país. A aquellas personas que no tienen tiempo de comer en sus casas pero que cuando se sientan a yantar, quieren sentir la experiencia de que están en el hogar —mientras comparten con sus seres queridos una alimentación sana y nutritiva.

Queremos salvar a nuestro ecosistema marino. Por ello los invitamos a tomar conciencia sobre la amenaza que tenemos con el “Pez león” y que a falta de depredadores naturales, debemos tomar la iniciativa para acabar con él antes de que él acabe con nosotros y bueno, con crustáceos.

Mucha salud, respeto a la vida y buen apetito es lo que les deseo para este mes.

Ligia Margarita

Editorial revista Bienmesabe

ABRIL 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s