Top 7 postres solo para gorditos de verdad verdad

 

Gordito3

Comer dulces puede ser, sin duda, uno de los mayores placeres de la vida. Producir felicidad, reconfortar un guayabo o simplemente endulzar el paladar son algunos de los efectos que producen ante quienes sucumben a estas deliciasPero, en algunos casos, quienes comen dulce, abusan de su imaginación y comen cosas absurdamente creativas pero que en exceso, podrían peligrar la salud de cualquiera. Aquí les dejamos siete postres que solo alguien que se considere un “gordito de verdad” se lo puede comer:

 

  1. Oreo frita:Gordito3Galletas oreo envueltas en crema de crepes o panquecas que luego se fríen.

 

2.  Waffles con pollo frito:

Gordito1  Una gofre sencilla sirve de base para unas tiras de pollo empanizadas y fritas, bañadas en sirope de maple.

 

3. Tocinetas de panqueca:

Gordito2Panquecas rellenas de tiras de tocineta.

 

4. Naughty brownies:

Gordito6Brownies rellenos con cuantas chucherías uno puede imaginar que terminan siendo una pequeña bomba atómica: galletas oreo, chispas de distintos tipos de chocolate, caramelos, etc.

 

5. Los postres del australiano Andrew Bowden mejor conocido como Andy Bowdy

Gordito4

Porque una torta y un helado sin topping son como un beso en la mejilla, este cocinero disfruta agregándole a sus postres, tanto tortas como helados, la mayor cantidad de toppings insólitos a sus propuestas.

 

6. Las donuts de District Doughnut:

Gordito5Esta tienda ubicada en Washigton DC, pareciera no conformarse con lo clásico y sus sabores, además de creativos, son un universo entero dentro de una donut. Además de ofrecer muchas calorías, también disponen de una selección gluten free algunos días de la semana.

 

7. El Hot Frrrozen Chocolate de Serendipity:

Gordito7

Esta bebida se ha vuelto en un icono de este lugar tan especial ubicado en algunas ciudades de EEUU. Se cuenta que la Primera Dama, Jackie O era cliente frecuente del lugar y que una vez intentó comprar la receta de esta bebida para ofrecerla en un evento que iba a ofrecer. El fundador, Stephen Bruce, se negó a venderle la receta y a cambió, ofreció ir al evento y prepararla él mismo. Hoy en día la preparación se puede conseguir en el libro de recetas e historia del local Sweet Serendipity que se vende en la tienda.

Texto para la revista de cocina Bienmesabe. Si quieres leer más, haz click aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s